Chico rubio con ojos azules




Todo indicaba que no iba a lograr bajar de peso.

Por qué a los hombres con ojos azules les gustan más las mujeres con ojos azules

Algo que se acrecentó cuando, en palabras de lo que él mismo narra en Facebook, estuvo a punto de morir por un ataque al corazón. Entonces comenzó una dieta estricta acompañada de duras sesiones de ejercicio.

Me vine abajo. En menos de tres meses perdió 37 kilos, lo que le motivó para continuar y quitarse de encima todo el peso sobrante. A los diez meses ya había perdido 70 kilos", explicó en Facebook. En sus palabras, perder esa cantidad de kilos no sólo le ha beneficiado en términos de salud, sino que tamibén ha ganado confianza. Cuenta, por cierto, con la que ya logró gran cantidad de admiradoras.

SECCIONES - TÍTULOS

En aquella época era muy miedosa, pero tenía las cosas muy claras, así que me enfrenté a mis temores y me dejé llevar por la experiencia. Una puerta volvió a abrirse de la nada, pero ya no estaba aquella habitación, sino una gran casa con escaleras a ambos lados, y justo en el centro del pasillo que las unía en la parte superior, había un muchacho, sentado en posición de loto, como si estuviera haciendo yoga, vestido de blanco, con el jnana mudra en sus manos, es decir, el dedo índice unido al pulgar formando un círculo y sus otros tres dedos estirados.

En aquella postura, ejercía unos movimientos suaves con sus manos en horizontal, como acariciando el aire, mientras permanecía con los ojos cerrados.

Porque te necesito — me contestaste. De pequeñita creía que la vida era un sueño del cual despertaría y me reuniría de nuevo con mi verdadera familia. Amaba a mis padres, pero sabía que no eran mis padres en realidad, aunque sí lo fueran biológicamente, yo sentía que estaba con ellos por misión, que yo no les pertenecía, pero que ellos hacían su función de padres conmigo porque tenía algo que hacer en este mundo.

Al llegar a mi adolescencia me decía a mí misma que todo aquello eran locuras infantiles. Sin embargo él estaba allí, ese él que yo sentía en mi corazón cuando contaba sólo con cuatro o cinco años de edad. Sabía que también te necesitaba, lo sabía, así que te lo dije. No podía dejar de pensar en aquello, así que averigüé qué podía haber sido esa experiencia, descubriendo así los llamados viajes astrales.


  • Imágenes sin royalties similares:.
  • Relacionadas;
  • chica busca chico relacion seria df.

Parecía que había experimentado un encuentro astral. Al cabo de un mes aproximadamente volví a verte. Llevabas una cazadora de cuero negra, llena de cremalleras, y recuerdo que me curaste una herida en mi dedo pulgar. Fue todo extraño, peculiar, sin embargo, tu presencia se fue haciendo totalmente natural en mi vida, pues aparecías con bastante regularidad en mis sueños.

Así fui descubriendo nuevos detalles de tu aspecto físico, como el color azul de tus ojos, o esa pequeña mancha en tu piel al lado de tu nariz, o tu manera de sonreír y las líneas que se dibujaban en tus mejillas cuando lo hacías.

Mismo modelo:

Uno de esos días en los que mi madre iba a una consulta con una vidente, yo la acompañé, era muy curiosa, me atraía todo ese mundo, y era lógico cuando yo misma experimentaba cosas inexplicables, e incluso veía lo que iba a suceder antes de tiempo, entre otras cosas. Era algo que sólo comentaba con mis amigas y con mi madre y su prima, que era también mi amiga, puesto que me daba pavor que me tomaran por loca, ya era bastante rara para mi edad, muy segura de lo que no quería en mi vida, aunque no tan segura de lo que sí deseaba.

La Ciencia de la Mula Francis. Relatos breves sobre Ciencia, Tecnología y sobre la Vida Misma

Intentaba retenerte en mi memoria, así que te dibujaba constantemente, y mi mente se abría, recibiendo mensajes que no entendía, ahora sé que estaba empezando a canalizar, que hacía tiempo que lo estaba haciendo. Transcurridos ocho meses, no te había visto aparecer por ninguna parte, así que empezaba a creer que la premonición de la vidente era falsa. Era septiembre del año Ya había pagado la matrícula para comenzar las clases en mi nuevo instituto en Barcelona.

UNA MIRADA AL ALMA: EL CHICO RUBIO DE OJOS AZULES

Mi madre y yo ya nos disponíamos a regresar a casa. Bajaba tranquila hablando con mi madre y entonces sucedió, te vi. Subías las escaleras junto a otro muchacho, aunque no sé si os conocíais, yo supuse que sí. Acabé de bajar las escaleras como pude, y mi madre se giró para mirarte, al tiempo que el otro muchacho también se giró para mirarnos.

chico rubio con ojos azules Chico rubio con ojos azules
chico rubio con ojos azules Chico rubio con ojos azules
chico rubio con ojos azules Chico rubio con ojos azules
chico rubio con ojos azules Chico rubio con ojos azules
chico rubio con ojos azules Chico rubio con ojos azules
chico rubio con ojos azules Chico rubio con ojos azules

Related chico rubio con ojos azules



Copyright 2019 - All Right Reserved